«Movilizó ejército a 32 mil efectivos por Covid-19»: José Guevara

 «Movilizó ejército a 32 mil efectivos por Covid-19»: José Guevara

16 DE JUNIO DE 2021 INFORMACION, CIUDAD DE MEXICO ENTREVISTA CON EL CORONEL JOSE MANUEL GUEVARA JEFE DE SUBSECCION DE PROTECCION CIVIL QUIEN NOS HABLO ACERCA DE LOS 55 AÑOS DEL PLAN DN-III DEL EJERCITO MEXICANO, ESTO TUVO LUGAR EN LAS OFICINAS DE LA SECRETARIA DE LA DEFENSA NACIONAL SEDENA. FOTO: CARLOS MEJIA/EL UNIVERSAL

AGENCIA/ EL BÚNKER

La pandemia de Covid-19 generó el despliegue más grande en la historia del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, con más de 32 mil elementos apoyando al sector Salud para contener el virus en todo el país, y la aplicación más larga del Plan DN-III-E, que aún continúa.

El jefe de la Subsección de Protección Civil del Estado Mayor de la Defensa Nacional, José Manuel Guevara Castillo, asegura que la mayor prueba que ha enfrentado el Plan DN-III-E, a 55 años de su aplicación, es la pandemia por el coronavirus, durante la cual han brindado apoyo a la población con la atención de pacientes contagiados, traslado de insumos y aplicación de vacunas.

El coronel afirma, en entrevista con EL UNIVERSAL, que 2020 fue un año paradigmático porque al estar de lleno atendiendo la pandemia, se registró una temporada atípica de huracanes en ambos litorales del país.

¿Cómo se ha fortalecido el Plan DN-III-E?

—El Plan DN-III-E llega con un grado de madurez que se ha puesto a prueba en varias situaciones: hablamos del terremoto de 1985, que fue un parteaguas en la planeación nacional para la atención de desastres naturales.

El Plan DN-III-E, habiendo tenido sus orígenes en 1965 y que se empezó a instituir, y ya en 1966 se publicó como tal y se aplicó, había tenido el avance desde los años 60 hasta los 80, que fue cuando se generó el terremoto de 1985, entonces ya era un mecanismo de planeamiento de seguridad nacional, de defensa nacional ya establecido.

Sin embargo, la magnitud del desastre hizo ver que se requería todavía más, entonces fue la base para pasar a lo que posteriormente fue el Sistema Nacional de Protección Civil.

Llegamos con la madurez que nos da una prueba mayor que hemos tenido, que todavía estamos enfrentando como lo es la pandemia, estamos en la aplicación del Plan DN-III-E más larga históricamente hablando y más numerosa en cuanto a efectivos que tenemos empeñados, tenemos más de 32 mil elementos empeñados de manera permanente, apoyando al sector Salud en la contención de la pandemia y ahora, en una segunda etapa, apoyando en el traslado, distribución y aplicación de vacunas.

El Plan DN-III-E se ha consolidado y ha madurado, y esa madurez ha permitido que sus procedimientos y su forma de operar, su forma de aplicarse, se adaptan y siguen funcionando.

Fue efectivo, fue eficaz y ha tenido continuidad en estas situaciones, entonces llegamos a los 55 años con ese grado de madurez y de solidez.

¿Con qué herramientas cuentan para auxiliar a la población y la prevención de desastre?

—La principal herramienta y la más valiosa es el recurso humano, son las mujeres y los hombres que integramos el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana. Nuestro personal conoce, en toda su carrera, y va adquiriendo los conocimientos de lo que son los procedimientos para la aplicación del Plan DN-III-E, todos los estudiamos y los aplicamos en los diferentes niveles.

Yo he tenido el orgullo de servir en albergues, estar a cargo de una pequeña unidad, sección y pelotón, y en algún momento estuvimos proporcionando apoyo haciendo una evacuación, todos, en alguna etapa de nuestra carrera profesional, hemos aplicado el Plan DN-III-E en alguna parte del territorio nacional o en varias.

Me tocó, por ruta profesional, estar en la erupción del volcán Popocatépetl en el año 2000 y estar en 2001 en la del volcán de Colima, entonces todos tenemos esas fortalezas y nuestra principal herramienta es la formación que tiene el personal de manera constante. Otras herramientas que tenemos son la Fuerza de Apoyo para Casos de Desastre, que se instituyó para salir a cualquier área, como fuerza adicional, y el agrupamiento de ingenieros para remoción de escombros.

¿Cuál es la etapa más intensa en la que se ha implementado el Plan DN-III-E?

—Hay muchas etapas en las que se han enfrentado situaciones graves, pero sin temor a equivocarme, 2020 fue un año paradigmático, porque estábamos inmersos en la situación de la pandemia y tuvimos una temporada completamente atípica de fenómenos hidrometeorológicos, ya que se rebasó con nueve la cantidad de ciclones tropicales que estaban pronosticados y también se rebasó con cuatro la cantidad de huracanes de categoría 2 o superiores, y tuvimos en ese mismo año dos de categoría 5.

¿En ese año fue necesario movilizar la mayor parte del estado de fuerza?

—Movimos todo el personal que teníamos en la península de Yucatán y trasladamos dos Fuerzas de Apoyo para Casos de Desastre desde el centro del país hacía Tabasco, por el impacto que tuvieron los fenómenos.

Hubo una combinación de los ciclones tropicales con frentes fríos que al combinarse generan una situación de mucha humedad y mucha lluvia, una lluvia intensa por un tiempo prolongado generó la principal inundación en Tabasco, y a esto se sumaron los huracanes que entraron por Guatemala y que se posaron en los altos de Chiapas.

Por lo que en un ambiente de pandemia desplegamos muchos recursos para apoyar a la población de Tabasco.

¿Cuándo se desactivó el Plan DN-III-E en Tabasco?

— Se desactivó el 10 de diciembre del año pasado, se suspendió la emergencia; sin embargo, en ese momento pasamos de la fase de auxilio a la fase de recuperación y nosotros nos sumamos porque el daño fue tanto que se afectó un tercio de las viviendas en Tabasco, más de 200 mil, y colaboramos en la distribución de recursos económicos para la población, y al mismo tiempo nos sumamos a la distribución de electrodomésticos porque la gente perdió todo.

¿Qué experiencia les deja la aplicación del Plan DN-III-E durante la pandemia?

—A nosotros nos dejó la experiencia, que si bien el Plan DN-III-E considera las epidemias uno de los riesgos para los cuales debemos estar preparados, pues no así una pandemia, bueno la pandemia es cuando ya es global, que la declara la Organización Mundial de la Salud (OMS), que fue el caso del Covid.

Esto nos obligó a soportar el apoyo para la atención de la pandemia, a través del sistema logístico militar, de manera sostenida, eso nos puso a prueba, pero nos hizo ver que teníamos algo muy importante, que es la confianza de la población, y eso es lo que a nosotros nos hace evaluarnos o calificarnos.

En la medida que contamos con la confianza de la población, sabemos que estamos haciendo las cosas bien. El Plan DN-III-E se ha fortalecido y busca estar listo para la siguiente etapa, que esperamos se tarde en llegar, pero que debemos estar preparados.

Noticias similares