Quiero ser feliz en Tigres como Gignac, por dinero me habría ido a China: Thauvin.

 Quiero ser feliz en Tigres como Gignac, por dinero me habría ido a China: Thauvin.

 

 

AGENCIA/ EL BÚNKER.

No todo en la vida es dinero, hay quienes buscan su felicidad más allá de lo económico y un ejemplo es Florian Thauvin, el refuerzo estrella de Tigres para el Apertura 2021, quien entendió cómo le cambió la vida a André-Pierre Gignac desde su llegada a los felinos en 2015, por eso quiere emularle.

Entrevistado por Willie González para el programa de Futbol Al Día de Canal 6, el mediocampista francés aseguró que si lo económico fuera su prioridad, habría volteado a China o Qatar, donde los dólares sobran. «No me gusta hablar de dinero, no estoy aquí por eso, pero en Francia, España o en Italia me daban mucho dinero también.

Si quisiera jugar por dinero no vengo a México, hubiera jugado en China, Qatar o Arabia Saudita», aseguró Thauvin. «Aquí tengo todo para ser feliz, la afición, un club muy grande, títulos, lo tienes todo (…) Todos los días vi que Gignac estaba muy feliz, lo vi con una sonrisa enorme siempre en Instagram», agregó.

Diferencias entre Europa y México.

Aunque pueda creerse que el futbol europeo ofrece una mayor y mejor vitrina, además de nivel competitivo, el exjugador del Marsella afirmó que la presión es uno de los factores clave por los que decidió ponerse la camiseta de Tigres. «En Europa la mentalidad de los clubes, de la afición, del jugador es muy diferente. Hay muchas otras cosas más allá del futbol, es difícil, lo que quiero es aprovechar la ocasión y jugar al futbol», explicó Thauvin.

«La presión es normal, pero no me gusta la presión negativa. Por ejemplo, aquí en Tigres tengo que respetar la camiseta, la historia del club, la afición, jugar con muchas ganas, hacer el máximo, pero hay veces que así es el futbol y en Europa es muy diferente (la presión)».

Thauvin prefirió a Tigres que al Milán y Atleti

La próxima temporada podría haber jugado Champions League con el AC Milan o Atlético de Madrid, ya que esos dos monstruos europeos le pusieron ofrecimientos en la mesa, pero Florian reiteró que su máximo deseo es encontrar felicidad en lo personal y eso transmitirlo en la cancha.  «Sentía que necesitaba un cambio, no me sentía bien en Marsella ni en mi vida porque cambió mucho al llegar mi hijo.

Hablé con mi mujer, la vida en Marsella es muy buena, pero hay cosas que no podía hacer como salir a pasear, hay mucha presión, necesitaba un cambio para salir tranquilo con mi mujer y mi hijo», explicó a Canal 6. «Hablamos con el Milán desde septiembre (pasado), tuve la oferta de Paolo Maldini en enero, después Marsella me hizo una oferta muy grande, del Lyon, del Atlético de Madrid, después vinieron los Tigres y ahí se dio».

Fuente: Medio Tiempo.

Noticias similares